MI PRIMER LIBRO DE RECETAS

'La idea de este libro es sencilla como su título: mostrar las cosas que más me gustan de la cocina. Lo que me gusta cocinar (y por ende, comer), pero también cómo me gusta servir, maneras de presentar los platos, la posibilidad de probar infinitas combinaciones de colores y de sabores. Mi primer libro de recetas resume lo que hago y lo que disfruto: usar siempre las cosas más lindas y más ricas de la mejor forma posible, no escatimar, no guardar.

Crecí en una familia cuyo centro era la cocina; ese era nuestro lugar de encuentro. Las dueñas de ese espacio: mi mamá y su mamá. Los que andábamos por ahí, curiosos y asombrados: mis hermanos y yo. Nuestras peleas infantiles tenían que ver casi exclusivamente con quién se quedaba en la primera fila de la cocina. Mi abuela nos buscaba en el colegio, nos llevaba a su casa y nos hacía de córner: siempre había una ensalada, más unas papas y carne, y un pan tipo zeppelín. Los desayunos igual: muchos sabores; mucho para elegir. Y postres, claro. Mí mamá se dedicó años a hacer tortas para vender. Y yo empecé por ahí. Es el mejor lugar: tiene algo matemático, es raro salirse de la receta.

Es verdad que no se puede ser muy creativo, pero si se hace bien, ya hay un enorme campo ganado. Después vendrán la intuición, el ensayo, el error... Y la audacia.' Juliana López May'

 

216 páginas

Formato: Rústica / Tapa Blanda

Edición:2010

Idioma: Español

Editorial SUDAMERICANA

 

LIBRO MI PRIMER LIBRO DE RECETAS

$1.490
Sin stock
LIBRO MI PRIMER LIBRO DE RECETAS $1.490

MI PRIMER LIBRO DE RECETAS

'La idea de este libro es sencilla como su título: mostrar las cosas que más me gustan de la cocina. Lo que me gusta cocinar (y por ende, comer), pero también cómo me gusta servir, maneras de presentar los platos, la posibilidad de probar infinitas combinaciones de colores y de sabores. Mi primer libro de recetas resume lo que hago y lo que disfruto: usar siempre las cosas más lindas y más ricas de la mejor forma posible, no escatimar, no guardar.

Crecí en una familia cuyo centro era la cocina; ese era nuestro lugar de encuentro. Las dueñas de ese espacio: mi mamá y su mamá. Los que andábamos por ahí, curiosos y asombrados: mis hermanos y yo. Nuestras peleas infantiles tenían que ver casi exclusivamente con quién se quedaba en la primera fila de la cocina. Mi abuela nos buscaba en el colegio, nos llevaba a su casa y nos hacía de córner: siempre había una ensalada, más unas papas y carne, y un pan tipo zeppelín. Los desayunos igual: muchos sabores; mucho para elegir. Y postres, claro. Mí mamá se dedicó años a hacer tortas para vender. Y yo empecé por ahí. Es el mejor lugar: tiene algo matemático, es raro salirse de la receta.

Es verdad que no se puede ser muy creativo, pero si se hace bien, ya hay un enorme campo ganado. Después vendrán la intuición, el ensayo, el error... Y la audacia.' Juliana López May'

 

216 páginas

Formato: Rústica / Tapa Blanda

Edición:2010

Idioma: Español

Editorial SUDAMERICANA